Cómo arruinar tu boda en un segundo: llegar en moto sin casco, caerte y acabar en el hospital con la clavícula rota y puntos en la cabeza

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.